martes, 13 de septiembre de 2016

#InnovaciónPendiente: Reflexiones sobre la innovación educativa


"La Innovación pendiente: Reflexiones (y provocaciones) sobre Educación, Tecnología y Conocimiento", escrito por el profesor e investigador CristóbalCobo (@cristobalcobo)






En esta reciente publicación, el autor plantea que la verdadera innovación en la educación radica en la exploración de nuevas formas de valorar y reconocer el conocimiento tanto dentro como fuera del aula.




El libro se puede descargar en diferentes formatos y en forma gratuita desde la web Innovación Pendiente  

Cristóbal hace mención al "punto de inflexión" que estamos viviendo en el desarrollo de las tecnologías y el impacto social en relación al conocimiento.


Las ideas principales que se transitan en #InnovaciónPendiente están vinculadas a las nuevas formas de entender el conocimiento y la tecnología. Así, hablamos de una "tecnología social" y de nuevas "antidisciplinas" que nos permiten plantear preguntas transversales para visibilizar el conocimiento.

- Inteligencia artificial, para repensar nuestra relación con la información.
- Triangulación entre contenido - contenedor - contexto.
- Multialfabetismos para nuevos ecosistemas de creación y colaboración. 
- Wiki currículo.
- Economía colaborativa, producción entre iguales.
- Nuevas formas de evaluar. 

Cobo introduce el concepto de "antidisciplinariedad" como reconceptualización del currículo: idea de #currículowiki y habilidades metacognitivas.

En este contexto, la heutagogía atribuye especial relevancia a las formas de aprender autoadministradas, que transitan desde un dominio de un saber predeterminado a la posibilidad de crear formas propias de dialogar con diferentes saberes. Así, más que la tecnología, lo que se necesita es aprender a construir gramáticas ampliadas de construcción de saber. Ser capaz de aprender a aprender de manera constante y en diferentes contextos.

En su línea de pensamiento, Cobo sostiene que cada vez más las comunidades, no necesariamente expertas en las tecnologías, se apropian del mantra protecnología.

En buena cantidad de experiencias formativas, el énfasis protecnologías busca reducir brechas no necesariamente relacionadas con lo digital, como calidad, innovación pedagógica o cobertura.

Los aspectos críticos para resolver no están en los dispositivos como tales sino en los contextos, enfoques, modelos pedagógicos y procesos de transformación socio-tecno-pedagógicos.


Como todo cambio de hábito, se requiere de un conjunto de condiciones contextuales y culturales que demandan un mayor tiempo que el necesario para el cambio de la infraestructura tecnológica.

¿Cómo hacer para transitar desde la atención centrada en los dispositivos y poner el foco en la capacidad de creación de conocimiento apoyado en diferentes tipos de instrumentos tanto analógicos como digitales?

Tenemos que entender mejor cómo enseñamos y cómo aprendemos con tecnología para luego comprender cómo inciden los ambientes y contextos donde ocurren estos procesos. Así, la capacidad de innovación educativa del binomio  aprendizaje - tecnología  transita a diferentes velocidades.

En esta línea, como docentes o directivos de una institución educativa, tenemos que emplear la tecnología de manera más selectiva y estratégica, acompañada de una permanente negociación del conocimiento en el trabajo con y junto a otros.

Cuanto más ubicuas se hacen las tecnologías, más relevante es entender la forma en que se utilizan: las TIC no se entienden como variables independientes, sino contextuales: Construir conexiones y significados entre contenidos, saberes y contextos.

"La red es el aprendizaje"

Los contextos propicios para favorecer un aprendizaje ampliado, no necesariamente son escalables con una expansión de contenidos o contenedores.

La calidad de la experiencia de uso de la tecnología es lo que genera los cambios y no simplemente el tiempo de exposición. De esta manera, son los contenedores y contenidos los que están al servicio de pedagogías activas para estimular la posibilidad de desarrollar prácticas fuertes en lo creativo desde contextos de aprendizaje más flexibles.

Cobo nos invita también a pensar en el concepto de mentalidad global:  el sujeto se ve conectado a una comunidad mundial con responsabilidad con sus diferentes colectividades.
En este contexto entonces, es en el cual pensar la formación para una mayor diversidad y avanzar hacia un "wikicurrículo" que sugiera preguntas transdisciplinares y que deje en manos de educadores y educandos la tarea de trazar, conectar y experimentar posibles respuestas.

La apertura genera intercambios, diversidad, conexiones no previstas, exploraciones que producen saberes que benefician las diferentes formas de aprender con tecnología, dentro o fuera del aula.

Las tecnologías entendidas como amplificadoras de capacidades pueden ser detonadoras de nuevos saberes y destrezas. Las tecnologías en sí, no son disruptivas, lo son la manera en que estas pueden adaptar y adoptar bajo una y otra forma "las tecnologías pueden enriquecer una buena enseñanza pero una buena tecnología no puede compensar una enseñanza deficiente".

Los principios de una economía colaborativa hacen énfasis en una innovación social más que tecnológica. Así, "Crear" no significa simplemente producir algo o publicarlo en una red social, implica favorecer canales de intercambio, coordinación, traducción y diálogo que permita negociar significados.

Internet como infraestructura de información reticular capaz de replicarse: una reconceptualización en el valor del conocimiento.

"En vez de valorar lo que mides, mejor mide lo que valoras".

La tensión entre creencias y prácticas también se identifican en el binomio innovación-evaluación.

Lo que podemos medir no necesariamente resulta aquello que consideramos más relevante...

Explorar mecanismos de evaluación para construir criterios más ubicuos, longitudinales y en 360°, que nos ayuden a tener una mirada más completa y rica de lo que implica un aprendizaje enriquecido con tecnología. Así, habilidades no cognitivas tales como perseverancia, responsabilidad o cooperación tienen un impacto significativo en el rendimiento de los individuos.

"El fracaso inteligente es la capacidad de aprender de nuestra experiencia".

Sintetizando, las formas de concebir la enseñanza mediada por tecnología se modifican: intención de transitar del equipamiento 1 a 1 a modelos de enseñanza con un mayor grado de individualización.


Comparto algunos disparadores -en 140 caracteres-  para el debate  #PensarLaEducación:
La #TecnologíaEducativa no se está haciendo más humana, al contrario, está haciendo al humano más tecnológico (Siemens, 2015).
Habilidades y destrezas como la creatividad o la inteligencia social no son susceptibles de ser computarizadas (Cobo, 2016).
Un estudio de 1 millón de usuarios de Twitter determinó que 18 minutos (o menos) es el tiempo de "vida útil" de los tuits (Bray, 2012).  #InternetEfímero
Hoy:
   -  el valor está tanto en el acceso como en la renovabilidad de la información.
   -  la sociedad del conocimiento ha sido eclipsada por la economía de la creatividad: lo que fue innovador en algún momento, puede que ya no lo sea.

Y finalmente, algunos interrogantes para seguir pensando....

¿Cómo pensar en una formación para el futuro?
¿Cuáles serán las habilidades creativas que no serán reemplazables por los nuevos desarrollos tecnológicos?
¿Por qué la exposición a las tecnologías puede no ser suficiente para desarrollar habilidades complejas?


miércoles, 6 de julio de 2016

Tendencias TIC para 2016


El resumen del informe HORIZON Edición 2016 (Enseñanza Superior), producido por el New Media Consortium (NMC), identifica y describe seis tecnologías emergentes y seis desafíos con impacto significativo en las escuelas de educación superior en los próximos años, atendiendo siempre a tres plazos de adopción y resolución: a corto plazo (de 1 a 2 años), a medio plazo (de 3 a 4 años) y a largo plazo (de 5 a más años). El siguiente gráfico sintetiza las tendencias y tecnologías emergentes para los próximos 5 años:


Imagen adaptada de la original incluida en The NMC Horizon Report: 2016 Higher Education Edition



Así, podemos decir que conceptos como formación continua, aprender a aprender, entornos flexibles de enseñanza, o educación a lo largo de toda la vida, han dejado de ser conceptos nuevos o aislados. La educación superior hoy se enfrenta entonces al desafío de generar un nuevo modelo pedagógico para un nuevo tipo de conocimiento, conocimiento que ya no es individual sino que pertenece a una organización o comunidad que es capaz de dar dinamismo y mejores respuestas. 


Por otra parte, el uso de dispositivos móviles y otras tecnologías, junto a la presencia generalizada de Internet y de nuevos enfoques de formación, han dado lugar en estos últimos años a un aprendizaje más centrado en el alumno, en el que se observa tácitamente mayor autonomía sobre las herramientas y los contenidos que utilizan, con la posibilidad de personalizar sus propios itinerarios de formación: el llamado aprendizaje adaptativo.
En tanto, una de las tendencias de gran impacto a corto plazo, y que ya viene sucediendo, es la generalización de un tipo de aprendizaje mixto o híbrido en nivel superior. Así, "los estudiantes esperan que las universidades les ofrezcan acceso a la información con la misma facilidad e inmediatez que en sus vidas conectadas diarias".

En cuanto a las tendencias y desafíos educativos para los próximos años, la integración del aprendizaje personalizado y la experiencia de un aprendizaje flexible, es una demanda cada vez mayor desde los estudiantes y a la vez difícil de abordar desde las instituciones; sin embargo, el rol de los alumnos mutará inevitablemente en el medio plazo: de ser consumidores, se convertirán en activos creadores y podrán demostrar sus conocimientos más allá de los exámenes y las tareas realizadas. Con la incorporación en el aula de las herramientas TIC que actualmente disponemos, las instituciones tienen una gran oportunidad para fomentar la creatividad y la adquisición de habilidades productivas, contribuyendo a que los estudiantes se impliquen más en el aprendizaje mediante la investigación, la narración digital y la producción. No podemos dejar de mencionar el desarrollo de  videojuegos y el acceso a la formación en programación como componentes también relevantes de esta tendencia.

Transitando ya la segunda parte del año 2016, podemos decir que nos encontramos también en el debate en torno a dos planos: el primero, más preocupado por los procesos de aprendizaje y mucho por los resultados, la productividad y los objetivos; el segundo, preocupado por los contextos de aprendizaje y por analizar lo que sucede en las aulas.

Durante varios años, el primero ha ocupado un lugar relevante en el debate educativo, no obstante,  el segundo comienza a ocupar un lugar significativo en el debate, y con una tendencia en ascenso.


¿Qué pasa con el rol del docente?
En este contexto, tenemos que considerar un nuevo tipo de profesor en educación superior, que genere nuevo conocimiento, pueda adaptarlo y actualizarlo, y que esté inmerso en un proceso continuo de actualización y no sólo se aboque a la enseñanza.
La formación de los docentes resulta ser uno de los elementos imprescindibles para abordar los desafíos para los próximos tiempos: de conocer, definir y resolver en el ámbito de la Enseñanza superior, la generalización de la innovación en la enseñanza.

Tenemos que tener presente que solo desde la diversidad, el desorden y la multidisciplinariedad, es posible la innovación.

Fuente: blog.educalab.es/intef/2016/05/13/informe-horizon-2016-ensenanza-universitaria-tecnologias-emergentes 


martes, 14 de junio de 2016

#UNER - Llegamos al final del Seminario "Procesos de Aprendizajes en Ambientes Digitales"#PAADUNER



Luego de semanas activas de trabajo, llegamos al final del Seminario "Procesos de Aprendizaje en Ambientes Digitales". El desarrollo de #PAADUNER se basó en una propuesta pedagógica "en red" que logró involucrar a los participantes en auténticos ambientes de práctica y de aprendizaje.

Así, a través de actividades de reconocimiento de los entornos y redes de aprendizaje, los participantes lograron identificar oportunidades a la ampliación de acceso a la información y conocer mecanismos para publicar e interactuar con otros.

Durante el seminario, utilizamos blogs personales para el registro de las actividades y para los procesos de reflexión y de aprendizaje. De esta manera, pudimos mantener conversaciones "en paralelo" entre el "adentro" del aula virtual, y el "afuera" a través de las redes sociales; jugar entre lo "privado" (aula virtual) y lo "público" (twitter, blogs,....)

Aquí, una síntesis visual del desarrollo del seminario #PAADUNER ....

Para el cierre, varios participantes nos compartieron una "imagen", a modo de reflexión/pensamiento que sintetizó el recorrido personal por el seminario: 






Así, el desarrollo del seminario resultó un proceso de aprendizaje en contextos virtuales con desafíos y nuevos conocimientos para muchos de los colegas que participaron, como ser: diseño de actividades, competencias, aprender haciendo, compartir y participar en redes sociales,.....

Utilizando la metáfora del tejido, a lo largo de estas semanas experimentamos la construcción de una trama que fuimos tejiendo entre todos, compuesta por dos importantes ingredientes que se entremezclan en diferentes proporciones según la situación individual de cada participante, y que son: contenidos y emociones. Necesidad por el conocimiento, emoción, estímulo....  

Ante la pregunta ¿Podemos utilizar las tecnologías para aprender lo de siempre como siempre? Hemos podido aproximarnos a una respuesta: sin dudas las tecnologías son de gran ayuda, pero es necesario generar ambientes genuinos de aprendizajes para promover un aprendizaje significativo y profundo.

El trabajo de seguimiento resultó una instancia de aprendizaje, también para mí, muy gratificante, y el trabajo en conjunto con Pablo Bongiovanni, un lujo!!

Encontrar espacios institucionales como la FCEDU-UNER, que estimulan estas dinámicas y experiencias de capacitación, resultan necesario consolidar para el colectivo docente, y por qué no, en formación.

Finalmente, gracias a todos los colegas que fueron los verdaderos protagonistas de esta trama de Procesos de Aprendizaje en Ambientes Digitales  y ¡felicitaciones por todo el trabajo realizado y compartido!